viernes, 12 de diciembre de 2008

NATURAL

SER NATURAL IMPLICA LO OPUESTO A SER ARTIFICIAL. Y YO AGREGO QUE “NATURAL” ES TODO AQUELLO QUE HACEMOS SIN PENSAR. SIN INTELECTUALIZAR. QUE SURGE ESPONTÁNEO. POR LO TANTO PARA NUESTRA CULTURA, "NATURAL" ES LIMPIARNOS LAS MANOS, LOS DIENTES, PARA QUIENES NOS LOS LIMPIAMOS Y NO PARA QUIENES NO LO HACEN “NATURALMENTE”. ES NATURAL PARA QUIEN TIENE COMIDA, COMER Y NO LO ES PARA QUIEN ES CARENCIADO. O SEA, QUE LO NATURAL PARA UNOS NO LO ES PARA OTROS.

ES NATURAL LAPIDAR A UNA MUJER ADÚLTERA EN CIERTOS PAISES Y ES NATURAL COMER HORMIGAS EN OTROS. ACÁ LO PRIMERO SERÍA ASESINATO Y LO SEGUNDO NO EXACTAMENTE COTIDIANO.

¿QUÉ ES “NATURAL”?

Y ENTONCES VOY AL TEATRO. CUANDO AQUÍ HABLAMOS DE “NATURALISMO” YO DIRÍA QUE ES LOGRAR ACERCARNOS DE UNA MANERA LO MAS "NATURAL" POSIBLE A ACCIONES Y EMOCIONES QUE SE REALIZAN Y SURGEN SIN RAZONAR, PERO QUE EN EL TEATRO NO PUEDEN RESULTAR ESPONTÁNEAS PUES DEBEMOS ANALIZARLAS, ESTUDIARLAS, CONOCERLAS, INCORPORARLAS, QUE RESULTEN ORGÁNICAS Y LUEGO COMO RESULTADO: CREÍBLES.

NADA PUEDE SER ESPONTANEO CUANDO SE NOS PIDE QUE LO SEAMOS. ES EL ACTOR QUIEN CONOCE EL FINAL DE LA OBRA, NO EL PERSONAJE.

ES MUCHO MAS FÁCIL PARA NUESTRAS COSTUMBRES Y HÁBITOS INTERPRETAR A UN JUGADOR DE FÚTBOL, A UN JOVEN ROCKERO, A UN AMA DE CASA DE BARRIO, Y MAS Y MAS Y MAS, YA QUE SON ESTAS CARACTERÍSTICAS MUY CERCANAS Y POR LO TANTO LA INFORMACIÓN ES VELOZ Y EL ACTOR ACCEDE CON MAS FACILIDAD A ELLA.

AHORA BIEN, SUPONGAMOS QUE TENEMOS QUE INTERPRETAR A UN REY O A UNA REINA. ¿CÓMO HABLA “UN REY”? ¿TIENE UNA FORMAL “REAL” DE HABLAR? ¿HABLA IGUAL FRENTE AL PARLAMENTO LA REINA DE INGLATERRA QUE EN LA INTIMIDAD DE SU FAMILIA? SEGURAMENTE LA CHARLA “EN FAMILIA” DE UNA FAMILIA REAL DEBE SER DIFERENTE A LA DE UNA FAMILIA BURGUESA O PROLETARIA. PROTOCOLOS. SIRVIENTES, ESPACIOS, LÍMITES DE EMOCIONES. TODO ESO HACE QUE PARA ELLOS SEA NATURAL EL DECIR DE UNA MANERA Y A NOSOTROS NO.

A LOS INGLESES LES ES CERCANO EL INTERPRETAR A UN ARISTÓCRATA PUES LLEVAN CIENTOS DE AÑOS CON ARISTOCRACIAS Y MONARQUÍA. A ELLOS LES RESULTARÍA COMPLICADO INTERPRETAR A UN GAUCHO.

¿CÓMO LOGRAR FRENTE A ESTOS PERSONAJES SER NATURALES Y NO ESTEREOTIPOS DE LO QUE CREEMOS QUE SON?

ENSAYANDO NUESTRA VERSIÓN DE OTELO, MUSICAL, EL ELENCO EN VARIAS ESCENAS JUEGA EL ROL DE CORTE. CORTESANOS. POR LO CUAL FRENTE AL DUX Y OTELO DEBEN HACER REVERENCIAS. PRIMERO LA GRAN MAYORÍA DESCONOCÍA QUE ES UN “DUX”. ¿USTEDES LO SABEN?

SUPUSE MIS ACTORES ANTES DE LOS ENSAYOS HABRÍAN INVESTIGADO SOBRE LA ÉPOCA, VENECIA, SU IMPORTANCIA EN EL CONTEXTO DEL RENACIMIENTO. EL RENACIMIENTO. LA INFLUENCIA BIZANTINA. ETC, ETC. LOS DEJO CON LA INCÓGNITA.

SI LO HICIERON SEGURAMENTE TENDRÁN MAS RECURSOS PARA ENCARAR SUS PERSONAJES. ENTENDERÍAN, AL HABER VISTO PELÍCULAS DE ÉPOCA, EL SIGNIFICADO DE UNA “REVERENCIA”. FUNDAMENTAL PARA SER “CORTESANO”. SI NO LO HICIERON TENDRÉ QUE SER “MAESTRO” Y EXPLICARLES LO QUE DEBEN TRAER YA PUESTO. DEBEN HACER DE LA REVERENCIA, COMO SÍMBOLO, ALGO… NATURAL. ALGO COTIDIANO.

NO SABEMOS CÓMO HABLABAN EN EL SIGLO XVI PERO SÍ COMPORTAMIENTOS A TRAVÉS DE LA PINTURA Y LA ESCULTURA. HAY INFORMACIÓN. PODEMOS Y DEBEMOS ACCEDER A ELLA.

LOS VESTUARIOS EN LA MAYORÍA DE NUESTRAS OBRAS NO SON ACTUALES. SON LARGAS COLAS Y PESADAS TELAS, CAPAS Y ALHAJAS. PODER HACERLAS PROPIAS ES ALGO QUE CAUSA PLACER. EL “USAR” UN VESTUARIO, CAMINARLO, EMBELLECERLO A TRAVÉS DEL COMPORTAMIENTO LO HACE AUN MAS EXCELENTE. A ESO SE LLAMA “SABER LLEVAR LA ROPA”.

MIS PADRES TENÍAN PROHIBIDO A SUS ELENCOS QUE SE SENTARAN CON LA ROPA DEL ESCENARIO. MI MADRE DECÍA: "EL VESTUARIO SE ARRUGA EN EL ESCENARIO". NUNCA LA VI SENTARSE CON SU ROPA DE ESCENA. PORQUE LA ROPA EN EL ACTOR ES SU INTRUMENTO COMO LO ES EL VIOLÍN PARA UN VIOLONCELISTA. UN BISTURÍ PARA UN CIRUJANO. ¿HA VISTO ALGUIEN A UN CIRUJANO CORTAR UN BIFE DE CHORIZO CON SU BISTURÍ? NO. PORQUE LO SIENTE SUYO Y LO NECESITA PARA REALIZAR SU OFICIO. A LOS ACTORES JÓVENES NO S ELES ENSEÑA ESTO. NO SIENTEN SU VESTUARIO PROPIO. ES DE LA PRODUCCIÓN. QUE SE JODAN.

EN GENERAL EL ACTOR JOVEN NO TIENE ACCESO A ESTE ESTILO. LO DESCONOCE PUES AL NO REALIZAR OBRAS CLÁSICAS Y LAS POCAS QUE REALIZAN COMO ACTORES DE TEATRO SON CONTEMPORÁNEAS, USAR UNA PELUCA O UN MIRIÑAQUE, ES MAS UN DISFRAZ QUE UN VESTUARIO.

CUANDO EMPECÉ A ENSAYAR DRÁCULA, SE ME OCURRIÓ QUE DRÁCULA DEBÍA USAR UNA BATA CON COLA PARA VOLARLA EN EL ESCENARIO. Y SE REALIZÓ UNA BATA DE ENSAYO CON ESAS CARACTERÍSTICAS. CUANDO EL ACTOR COMENZÓ A USARLA, AL NO ESTAR ACOSTUMBRADO SE ENREDABA EN ELLA Y EL MOVIMIENTO SE HACÍA TORPE. LO OPUESTO AL VUELO.

SOLICITÉ A SEIS U OCHO ACTORES DEL ELENCO QUE LO AYUDARAN AGARRÁNDOLE LA COLA Y ACOMPAÑANDOLO EN LOS MOVIMIENTOS. ASÍ SURGIERON LOS “MONSTRUITOS” DE DRÁCULA. LUEGO SE CORTÓ LA COLA Y QUEDARON ELLOS. NATURALMENTE.

NADA ES NATURAL EN EL TEATRO. LO ES EN LA MEDIDA EN QUE ES EL CÓDIGO ESCÉNICO QUE UTILIZAMOS. NADIE ACCIONA NATURALMENTE EN LA VIDA FRENTE A UN PÚBLICO DESCONOCIDO. A MENOS QUE SEA EXHIBICIONISTA, COSA QUE SOMOS LOS ACTORES. NADIE TIENE SU CASA ILUMINADA CON SPOTS NI TECHOS INEXISTENTES NI USA MICRÓFONOS PARA QUE SE LOS ESCUCHE MAS FUERTE.

DIGAMOS QUE ESA CUARTA PARED QUE EXISTE EN EL TEATRO DE TEXTO ES EL SÍMBOLO DE LO QUE TRATA DE APROXIMARSEA LA REALIDAD COTIDIANA. PERO LA GENTE ESTÁ ALLA. A OSCURAS, PERO ESTÁ. O NO. DEPENDE DEL ÉXITO. MEJOR QUE ESTEN.

PERO SI ESTO NO RESULTA NATURAL MUCHO MENOS EL GÉNERO MUSICAL. NADIE CANTA EN LAVIDA PARA ENTABLAR UN DIÁLOGO. NI LAS LUCES BAJAN EN UN MOMENTO INTIMISTA NI SE CANTA ENFRENTANDO AL PÚBLICO, ROMPIENDO ASÍ EN ESTA FORMA TEATRAL, LA CUARTA PARED. NI SE BAILA PARA ACOMPAÑAR UNA SITUACIÓN NI SE TIENE UNA ORQUESTA EN CASA. NADA DE ESTO ES “NATURAL”

CUANDO ESTÁBAMOS CON ANGEL ESCRIBIENDO Y ENSAYANDO AL MISMO TIEMPO DRÁCULA, ORIGINALMENTE LAS ESCENAS IBAN A SER HABLADAS, SIN MÚSICA Y DE UNA MANERA ORTODOXA LAS CANCIONES Y LAS COREOGRAFÍAS TENDRIAN, OBVIO, MÚSICA. CUANDO EMPECÉ A ENSAYAR CON EL ELENCO, CASI TODOS JOVENES SIN EXPERIENCIA ENTONCES, LO ACTORAL HABLADO LES RESULTABA MUY DIFICIL Y NO ASI LO CANTADO PUES EN GENERAL SU DISCIPLINA MAS DESCOLLANTE ERA EL CANTO. ANTE ESTA SITUACIÓN LE PEDÍ A ANGEL QUE TODA LA OBRA FUESE CANTADA. NO PENSÉ SI SERÍA NATURAL O NO PARA LA GENTE EL ESCUCHAR UNA SUERTE DE ÓPERA MODERNA. NO ESTABA LA GENTE ACOSTUMBRADA. PERO EN GENERAL YO PRIMERO HAGO Y LUEGO PIENSO. Y ASÍ HICIMOS Y EL RESULTADO FUE… DRÁCULA. A PARTIR DE ENTONCES, AMANDO EL TEXTO, NOS DEDICAMOS A USAR LA MÚSICA COMO VEHÍCULO PARA POTENCIAR LA PALABRA. NADA ORIGINALES PERO SI APASIONANTE.

POR ESO OTELO, EL NUEVO MUSICAL, PROTAGONIZADO POR JUAN RODÓ Y GEORGINA FRERE ES UNA ÓPERA MODERNA EN DONDE CADA UNO DE LOS PROTAGONISTAS Y CADA UNO DEL ELENCO SON ARTISTAS TALENTOSOS QUE POSEEN, NO SOLO EL DON DE LA SENSIBILIDAD Y LA INTERPRETACIÓN SI NO LA GRANDIOSIDAD DE VOCES ÚNICAS.

SER NATURAL IMPLICA LO OPUESTO A SER ARTIFICIAL. Y YO AGREGO QUE “NATURAL” ES TODO AQUELLO QUE HACEMOS SIN PENSAR. SIN INTELECTUALIZAR. QUE SURGE ESPONTÁNEO. POR LO TANTO PARA NUESTRA CULTURA, "NATURAL" ES LIMPIARNOS LAS MANOS, LOS DIENTES, PARA QUIENES NOS LOS LIMPIAMOS Y NO PARA QUIENES NO LO HACEN “NATURALMENTE”. ES NATURAL PARA QUIEN TIENE COMIDA, COMER Y NO LO ES PARA QUIEN ES CARENCIADO. O SEA, QUE LO NATURAL PARA UNOS NO LO ES PARA OTROS.

ES NATURAL LAPIDAR A UNA MUJER ADÚLTERA EN CIERTOS PAISES Y ES NATURAL COMER HORMIGAS EN OTROS. ACÁ LO PRIMERO SERÍA ASESINATO Y LO SEGUNDO NO EXACTAMENTE COTIDIANO.

¿QUÉ ES “NATURAL”?

Y ENTONCES VOY AL TEATRO. CUANDO AQUÍ HABLAMOS DE “NATURALISMO” YO DIRÍA QUE ES LOGRAR ACERCARNOS DE UNA MANERA LO MAS "NATURAL" POSIBLE A ACCIONES Y EMOCIONES QUE SE REALIZAN Y SURGEN SIN RAZONAR, PERO QUE EN EL TEATRO NO PUEDEN RESULTAR ESPONTÁNEAS PUES DEBEMOS ANALIZARLAS, ESTUDIARLAS, CONOCERLAS, INCORPORARLAS, QUE RESULTEN ORGÁNICAS Y LUEGO COMO RESULTADO: CREÍBLES.

NADA PUEDE SER ESPONTANEO CUANDO SE NOS PIDE QUE LO SEAMOS. ES EL ACTOR QUIEN CONOCE EL FINAL DE LA OBRA, NO EL PERSONAJE.

ES MUCHO MAS FÁCIL PARA NUESTRAS COSTUMBRES Y HÁBITOS INTERPRETAR A UN JUGADOR DE FÚTBOL, A UN JOVEN ROCKERO, A UN AMA DE CASA DE BARRIO, Y MAS Y MAS Y MAS, YA QUE SON ESTAS CARACTERÍSTICAS MUY CERCANAS Y POR LO TANTO LA INFORMACIÓN ES VELOZ Y EL ACTOR ACCEDE CON MAS FACILIDAD A ELLA.

AHORA BIEN, SUPONGAMOS QUE TENEMOS QUE INTERPRETAR A UN REY O A UNA REINA. ¿CÓMO HABLA “UN REY”? ¿TIENE UNA FORMAL “REAL” DE HABLAR? ¿HABLA IGUAL FRENTE AL PARLAMENTO LA REINA DE INGLATERRA QUE EN LA INTIMIDAD DE SU FAMILIA? SEGURAMENTE LA CHARLA “EN FAMILIA” DE UNA FAMILIA REAL DEBE SER DIFERENTE A LA DE UNA FAMILIA BURGUESA O PROLETARIA. PROTOCOLOS. SIRVIENTES, ESPACIOS, LÍMITES DE EMOCIONES. TODO ESO HACE QUE PARA ELLOS SEA NATURAL EL DECIR DE UNA MANERA Y A NOSOTROS NO.

A LOS INGLESES LES ES CERCANO EL INTERPRETAR A UN ARISTÓCRATA PUES LLEVAN CIENTOS DE AÑOS CON ARISTOCRACIAS Y MONARQUÍA. A ELLOS LES RESULTARÍA COMPLICADO INTERPRETAR A UN GAUCHO.

¿CÓMO LOGRAR FRENTE A ESTOS PERSONAJES SER NATURALES Y NO ESTEREOTIPOS DE LO QUE CREEMOS QUE SON?

ENSAYANDO NUESTRA VERSIÓN DE OTELO, MUSICAL, EL ELENCO EN VARIAS ESCENAS JUEGA EL ROL DE CORTE. CORTESANOS. POR LO CUAL FRENTE AL DUX Y OTELO DEBEN HACER REVERENCIAS. PRIMERO LA GRAN MAYORÍA DESCONOCÍA QUE ES UN “DUX”. ¿USTEDES LO SABEN?

SUPUSE MIS ACTORES ANTES DE LOS ENSAYOS HABRÍAN INVESTIGADO SOBRE LA ÉPOCA, VENECIA, SU IMPORTANCIA EN EL CONTEXTO DEL RENACIMIENTO. EL RENACIMIENTO. LA INFLUENCIA BIZANTINA. ETC, ETC. LOS DEJO CON LA INCÓGNITA.

SI LO HICIERON SEGURAMENTE TENDRÁN MAS RECURSOS PARA ENCARAR SUS PERSONAJES. ENTENDERÍAN, AL HABER VISTO PELÍCULAS DE ÉPOCA, EL SIGNIFICADO DE UNA “REVERENCIA”. FUNDAMENTAL PARA SER “CORTESANO”. SI NO LO HICIERON TENDRÉ QUE SER “MAESTRO” Y EXPLICARLES LO QUE DEBEN TRAER YA PUESTO. DEBEN HACER DE LA REVERENCIA, COMO SÍMBOLO, ALGO… NATURAL. ALGO COTIDIANO.

NO SABEMOS CÓMO HABLABAN EN EL SIGLO XVI PERO SÍ COMPORTAMIENTOS A TRAVÉS DE LA PINTURA Y LA ESCULTURA. HAY INFORMACIÓN. PODEMOS Y DEBEMOS ACCEDER A ELLA.

LOS VESTUARIOS EN LA MAYORÍA DE NUESTRAS OBRAS NO SON ACTUALES. SON LARGAS COLAS Y PESADAS TELAS, CAPAS Y ALHAJAS. PODER HACERLAS PROPIAS ES ALGO QUE CAUSA PLACER. EL “USAR” UN VESTUARIO, CAMINARLO, EMBELLECERLO A TRAVÉS DEL COMPORTAMIENTO LO HACE AUN MAS EXCELENTE. A ESO SE LLAMA “SABER LLEVAR LA ROPA”.

MIS PADRES TENÍAN PROHIBIDO A SUS ELENCOS QUE SE SENTARAN CON LA ROPA DEL ESCENARIO. MI MADRE DECÍA: "EL VESTUARIO SE ARRUGA EN EL ESCENARIO". NUNCA LA VI SENTARSE CON SU ROPA DE ESCENA. PORQUE LA ROPA EN EL ACTOR ES SU INTRUMENTO COMO LO ES EL VIOLÍN PARA UN VIOLONCELISTA. UN BISTURÍ PARA UN CIRUJANO. ¿HA VISTO ALGUIEN A UN CIRUJANO CORTAR UN BIFE DE CHORIZO CON SU BISTURÍ? NO. PORQUE LO SIENTE SUYO Y LO NECESITA PARA REALIZAR SU OFICIO. A LOS ACTORES JÓVENES NO S ELES ENSEÑA ESTO. NO SIENTEN SU VESTUARIO PROPIO. ES DE LA PRODUCCIÓN. QUE SE JODAN.

EN GENERAL EL ACTOR JOVEN NO TIENE ACCESO A ESTE ESTILO. LO DESCONOCE PUES AL NO REALIZAR OBRAS CLÁSICAS Y LAS POCAS QUE REALIZAN COMO ACTORES DE TEATRO SON CONTEMPORÁNEAS, USAR UNA PELUCA O UN MIRIÑAQUE, ES MAS UN DISFRAZ QUE UN VESTUARIO.

CUANDO EMPECÉ A ENSAYAR DRÁCULA, SE ME OCURRIÓ QUE DRÁCULA DEBÍA USAR UNA BATA CON COLA PARA VOLARLA EN EL ESCENARIO. Y SE REALIZÓ UNA BATA DE ENSAYO CON ESAS CARACTERÍSTICAS. CUANDO EL ACTOR COMENZÓ A USARLA, AL NO ESTAR ACOSTUMBRADO SE ENREDABA EN ELLA Y EL MOVIMIENTO SE HACÍA TORPE. LO OPUESTO AL VUELO.

SOLICITÉ A SEIS U OCHO ACTORES DEL ELENCO QUE LO AYUDARAN AGARRÁNDOLE LA COLA Y ACOMPAÑANDOLO EN LOS MOVIMIENTOS. ASÍ SURGIERON LOS “MONSTRUITOS” DE DRÁCULA. LUEGO SE CORTÓ LA COLA Y QUEDARON ELLOS. NATURALMENTE.

NADA ES NATURAL EN EL TEATRO. LO ES EN LA MEDIDA EN QUE ES EL CÓDIGO ESCÉNICO QUE UTILIZAMOS. NADIE ACCIONA NATURALMENTE EN LA VIDA FRENTE A UN PÚBLICO DESCONOCIDO. A MENOS QUE SEA EXHIBICIONISTA, COSA QUE SOMOS LOS ACTORES. NADIE TIENE SU CASA ILUMINADA CON SPOTS NI TECHOS INEXISTENTES NI USA MICRÓFONOS PARA QUE SE LOS ESCUCHE MAS FUERTE.

DIGAMOS QUE ESA CUARTA PARED QUE EXISTE EN EL TEATRO DE TEXTO ES EL SÍMBOLO DE LO QUE TRATA DE APROXIMARSEA LA REALIDAD COTIDIANA. PERO LA GENTE ESTÁ ALLA. A OSCURAS, PERO ESTÁ. O NO. DEPENDE DEL ÉXITO. MEJOR QUE ESTEN.

PERO SI ESTO NO RESULTA NATURAL MUCHO MENOS EL GÉNERO MUSICAL. NADIE CANTA EN LAVIDA PARA ENTABLAR UN DIÁLOGO. NI LAS LUCES BAJAN EN UN MOMENTO INTIMISTA NI SE CANTA ENFRENTANDO AL PÚBLICO, ROMPIENDO ASÍ EN ESTA FORMA TEATRAL, LA CUARTA PARED. NI SE BAILA PARA ACOMPAÑAR UNA SITUACIÓN NI SE TIENE UNA ORQUESTA EN CASA. NADA DE ESTO ES “NATURAL”

CUANDO ESTÁBAMOS CON ANGEL ESCRIBIENDO Y ENSAYANDO AL MISMO TIEMPO DRÁCULA, ORIGINALMENTE LAS ESCENAS IBAN A SER HABLADAS, SIN MÚSICA Y DE UNA MANERA ORTODOXA LAS CANCIONES Y LAS COREOGRAFÍAS TENDRIAN, OBVIO, MÚSICA. CUANDO EMPECÉ A ENSAYAR CON EL ELENCO, CASI TODOS JOVENES SIN EXPERIENCIA ENTONCES, LO ACTORAL HABLADO LES RESULTABA MUY DIFICIL Y NO ASI LO CANTADO PUES EN GENERAL SU DISCIPLINA MAS DESCOLLANTE ERA EL CANTO. ANTE ESTA SITUACIÓN LE PEDÍ A ANGEL QUE TODA LA OBRA FUESE CANTADA. NO PENSÉ SI SERÍA NATURAL O NO PARA LA GENTE EL ESCUCHAR UNA SUERTE DE ÓPERA MODERNA. NO ESTABA LA GENTE ACOSTUMBRADA. PERO EN GENERAL YO PRIMERO HAGO Y LUEGO PIENSO. Y ASÍ HICIMOS Y EL RESULTADO FUE… DRÁCULA. A PARTIR DE ENTONCES, AMANDO EL TEXTO, NOS DEDICAMOS A USAR LA MÚSICA COMO VEHÍCULO PARA POTENCIAR LA PALABRA. NADA ORIGINALES PERO SI APASIONANTE.

POR ESO OTELO, EL NUEVO MUSICAL, PROTAGONIZADO POR JUAN RODÓ Y GEORGINA FRERE ES UNA ÓPERA MODERNA EN DONDE CADA UNO DE LOS PROTAGONISTAS Y CADA UNO DEL ELENCO SON ARTISTAS TALENTOSOS QUE POSEEN, NO SOLO EL DON DE LA SENSIBILIDAD Y LA INTERPRETACIÓN SI NO LA GRANDIOSIDAD DE VOCES ÚNICAS.

1 comentario:

Fernanda dijo...

¿Qué es un Shakespeare?

Para mí es un fenómeno muy simple. El concepto de “autor”, de “autoría”, tal como lo entendemos en prácticamente todos los demás campos, según como lo empleamos para referirnos a la autoría de un libro o de un poema, y hoy en día también a la autoría de un film – toda vez que a los directores se los llama “autores” de sus películas - , casi siempre significa, invariablemente, “expresión personal”. Y de allí que la obra terminada lleve el sello “personal” del autor, el de su manera de ver la vida. Hay un tópico de la crítica con el que uno suele toparse muy a menudo; “su mundo”, “el mundo del autor”. No es casualidad que los estudiosos en la obra de Shakespeare hayan tenido tan poco éxito en su intento. En realidad, no importa quién escribió las piezas, ni los rasgos autobiográficos que en ellas pudiera haber. El hecho es que hay allí una presencia singularmente escasa del punto de vista del autor – y su personalidad es muy difícil de captar - en sus treinta y siete o treinta y ocho obras.
Si consideramos el conglomerado de esas treinta y siete obras con todas las líneas que irradian de los diferentes puntos de vista de los diversos personajes, obtendremos un territorio de densidad y complejidad casi increíble; y si, eventualmente, vamos un poco más allá, veremos que lo que ha ocurrido, lo que ha atravesado a ese hombre llamado Shakespeare y que ha cobrado vida en su escritura es algo muy diferente a cualquier otro trabajo “autoral”. Porque no se trata del punto de vista de Shakespeare respecto del mundo, sino de algo que, en verdad, parece lo real. Y es índice de esto el hecho de que cada palabra, cada línea de diálogo, cada personaje, cada evento, tiene no solamente una amplísima gama de interpretaciones posibles, sino que la cantidad de interpretaciones posibles es sencillamente infinita. Lo cual es característica esencial de lo real. Diría que es ésta la característica esencial de toda acción llevada a cabo en el mundo real; la acción., digamos, que ejecutan ustedes en este momento, mientras estamos juntos aquí conversando, de apoyar la cabeza en la mano. El artista intentaría capturar y reflejar esa actitud, esa acción, pero en realidad estaría interpretándola; es decir, que tanto una pintura naturalista como una pintura de Picasso, una fotografía son todas interpretaciones. Pero, en sí misma, la acción de ese individuo que apoya su cabeza en la mano está abierta a una posibilidad de infinitas interpretaciones y entendimientos. Esto se da en la realidad. Lo que Shakespeare ha escrito tiene esas características. Lo que él ha escrito no es la interpretación, sino la cosa en sí misma.
Y si fuéramos todavía más audaces y pudiéramos pensar no en los términos verbalmente tan restringidos de “él es el autor, escribe obras, las obras tienen escenas”, etc., sino de un modo mucho más amplio y decir “este creador ha creado una enorme madeja de palabras interrelacionadas” y si pensáramos en un encadenamiento de varios cientos de miles de palabras desplegándose en un determinado orden, todo un conglomerado constitutivo de la más extraordinaria invención, pienso que entonces sí que podríamos comenzar a percibir el punto esencial. Consiste en que esta invención nos alcanza hoy con extraordinaria vigencia, no como una sucesión de mensajes, que es lo que habitualmente generan los “autores” con su “autoría”, sino como una serie de impulsos que pueden dar pie a la más variada gama de interpretaciones.
Las relaciones del artista de teatro con su material son básicamente afectivas, surgen del amor y de la afinidad que siente por lo que está haciendo. Montar una obra como si hacerlo fuera un solemne deber, con una actitud excesivamente respetuosa, no funciona. El canal de la creatividad, tan misterioso y esencial, no se abre sólo a partir del respeto. De manera que, obviamente, tanto para el director como para el actor, la decisión de encarar determinada obra es un hecho puramente instintivo y afectivo.
Por otro lado, hay un peligro del cual uno debe prevenirse, y es el de que el artista o estudioso que trabaja con una obra de Shakespeare permita que el amor, el entusiasmo y la excitación que experimenta no le dejen ver que su interpretación jamás podrá ser completa del todo. Es un peligro muy grande que adquiere una forma muy precisa y que lleva a un tipo de actuación que uno ha podido ver muchas veces a lo largo de los años, una forma de dirigir, una forma de diseñar, que con gran orgullo presenta versiones muy subjetivas de la pieza sin el más mínimo atisbo de atención sobre cómo dicha actitud puede estar desmereciendo o estropeando la obra. Por el contrario, se trata de la creencia vana de que ésta es la gran obra y no sólo la gran obra de Shakespeare, sino la gran obra de Shakespeare enaltecida por el sentido que le ha otorgado este o aquel individuo. Y es aquí donde la virtud de poseer ese amor y ese entusiasmo debe atemperarse por la certeza de que cualquier visión personal de la obra nunca podrá ser más importante que la obra misma.
Una obra de Shakespeare, y por consiguiente toda puesta en escena de Shakespeare, va mucho más allá de ese concepto unificador que puede generar la imaginación del hombre, mucho más allá de la imaginación de director o diseñador. Y fue sólo a partir de descubrir que había mucho más que eso que mi interés pasó de ser una mera admiración por la obra – con lo cual no hacía más que mostrar mi propia imagen de la misma – a convertirse en un proceso diferente, que siempre comienza con el sentimiento instintivo de que hay que hacer esa obra ya, ahora.
Una actitud más plena comienza a perfilarse cuando disponemos no sólo de una respuesta para aquello que nos gusta y nos disgusta, sino cuando podemos responder a aquello que vamos descubriendo a medida que trabajamos en la obra. Se trata de un paso muy importante, porque cuanto más se halle uno ceñido al instinto más primario: “Esto me gusta, quiero hacerlo”, más probablemente se hallará rodeado por el círculo vicioso de ilustrar lo que a uno le gusta: “Me gusta, y voy a mostrarles por qué me gusta”. El siguiente paso será: “Me gusta, porque es análogo a todo lo que necesito saber acerca del mundo”. Si me paso tres meses trabajando en una obra, al cabo de ese período de tiempo mi avidez por comprender me habrá llevado a aproximarme mucho más a su complejidad, y lo mismo le ocurrirá al espectador. Así, la expresión personal deja de ser una meta y juntos nos encaminamos rumbo al surgimiento de un descubrimiento compartido.
Peter Brook
“Más allá del espacio vacío”

NO HAY NADA MÁS PARA DECIR DESPUÉS DE HABER LEÍDO ESTOS PÁRRAFOS, ES ESTO LO QUE ME PARECE EXCELENTE DE TRANSMITIR A TODO AQUEL QUE ESTÁ INVESTIGANDO Y TRANSITANDO EN CUALQUIER OBRA DE SHAKESPEARE.
Saludos.
Fernanda